¿Qué Debe Hacer Cuando Alguien Muere?

Cuando alguien muere, las secuelas pueden ser abrumadoras para la persona que queda a cargo, y manejar una muerte puede parecer muy confuso y emocional. Sin importar si una muerte es esperada o inesperada, las luchas emocionales y los sentimientos de incredulidad pueden nublar el pensamiento, dificultando la tarea de planear un funeral.

Si acaba de vivir la muerte de un ser querido, sepa que los proveedores de Dignity Memorial® están listos para asistirle de cualquier manera que puedan. Un atento profesional de Dignity Memorial está a una llamada telefónica con consejos útiles y respuestas a sus preguntas. Nuestra gran red de proveedores de servicios funerarios, cremación y cementerios asegura que hay cerca de usted un integrante del equipo amistoso y bien informado.

Si tiene claro cómo manejar una muerte en la familia, la lista de abajo detalla lo que debe hacer de inmediato y en los días y meses siguientes a una muerte.

Y recuerde, probablemente no tiene que hacer esto solo. Su familia y amigos probablemente querrán ayudar. Delegar responsabilidades a los miembros de la familia y otras personas en las que confía no sólo aligera su carga, sino que también les permite mostrarle cuánto se preocupan por usted, y puede incluso ayudarles también a empezar a sanar sus propios sentimientos de pérdida.

Considere imprimir y/o enviarse por correo electrónico este listado a usted mismo y a parientes cercanos para que tenga fácil acceso a él en los días y las semanas siguientes.

  1. Notifique a las autoridades que ha ocurrido una muerte. Si no está en un hospital o con cuidado hospitalario en el momento de la muerte, llame inmediatamente al 911 para que la muerte se pueda pronunciar legalmente. Si su ser querido está en un hospital o bajo cuidado hospitalario, esta tarea generalmente recae en los encargados médicos.
  2. Organice el transporte del cuerpo llamando al proveedor de Dignity Memorial más cercano. Organizaremos el transporte sin oligarlo a utilizar nuestros servicios funerarios. Tenga en cuenta cualquier arreglo que deba hacerse para la autopsia o donación de órganos antes de transferir el cuerpo a una morgue o crematorio.
  3. Notifique a la familia y amigos cercanos de la muerte. Tal vez desee pedirle a algunas de estas personas que informen a otros.
  4. Organice un cuidador para niños, ancianos y mascotas (esta es una buena tarea para delegar a alguien en quien confíe).
  5. Notifique al empleador de la persona, si él o ella aún trabajaba. Pregunte sobre los pagos restantes, seguro de vida, beneficios o cualquier otro detalle relacionado con el trabajo que pueda necesitar.
  6. Localice el testamento y los arreglos funerarios previstos.
  7. Seleccione una funeraria, morgue o a un director funerario para iniciar el proceso de planeación del funeral, servicio conmemorativo, cremación o celebración de vida.
  1. Asigne una persona de contacto principal o albacea. Este pudiera ser usted o alguien más, pero quienquiera que sea, también debe tener algún amigo o familiar que pueda estar cerca y ayudar con decisiones importantes y más.
  2. Reúna cualquier documento que especifique los arreglos funerarios previstos o prepagados, y obtenga la información personal que necesite para el obituario y acta de defunción. Descargue nuestra Lista de Cosas por Recordar imprimible para ayudarle a reunir los artículos y la información necesaria.
  3. Comuníquese con cualquier afiliación religiosa o militar de la persona para determinar si los beneficios funerarios o los planes y servicios funerarios específicos están disponibles. Si su ser querido era un veterano, visite el sitio web de U.S. Department of Veterans Affairs en benefits.va.gov/benefits o llame al 800-827-1000 para explorar las opciones para los veteranos. Su proveedor de Dignity Memorial también puede informarle de estos beneficios o ayudarle a obtener la información adecuada.
  4. Empieza un obituario. Su director funerario puede ayudarle a escribir un obituario, o puede elegir escribirlo usted mismo. Tenga al menos una persona que revise el obituario antes de que se presente para su publicación.

Obtenga varias copias del certificado de defunción. El albacea y el director funerario deberán ponerse en contacto con las siguientes agencias, la mayoría de las cuales solicitarán al menos una copia del certificado de defunción:

  • Social Security (800-772-1213; socialsecurity.gov) para hablar sobre el cese de beneficios, la obtención de beneficios de sobrevivencia y Medicare. Veterans Affairs también puede ser necesario para el cese de beneficios (800-827-1000; va.gov).
  • Compañías de seguros de salud, de vida, de propiedad de vivienda, de automóvil y otras para cesar o transferir beneficios.
  • Compañías de servicios públicos para cambiar o detener los servicios.
  • Empleador para los planes de pensiones o beneficios laborales; cada reclamo requerirá una copia del certificado de defunción.
  • Abogado testamentario para el inventario de activos, fideicomisos e inmuebles.
  • Contador para determinar si se debe presentar una declaración de impuestos patrimoniales o una declaración final de ingresos.
  • Departamento estatal de servicios de vehículos para cancelar la licencia de conducir.
  • Banco para depósitos seguros y cuentas restantes; se le puede aconsejar que abra una nueva cuenta para el patrimonio.
  • Entregue el testamento a la oficina apropiada para su validación.
  • Notifique el fallecimiento a la oficina postal y la localidad a la que se debe reenviar el correo. (Revisar el correo de su ser querido puede ayudarle a conocer sus facturas, suscripciones u otras cuentas o servicios que deben ser cancelados).
  • Notifique a la policía si su ser querido dejó una casa que quedará vacante para que la puedan monitorear periódicamente contra actividades sospechosas.

Recursos poshospitalarios y apoyo de duelo

Dependiendo de su relación con su ser querido y las costumbres tradicionales de luto de su fe, las semanas y meses después de una muerte en la familia pueden ser extremadamente difíciles. Asegúrese de tomar medidas para garantizar que esté manejando la muerte de una manera emocionalmente saludable, y sepa que cuidar de usted mismo y permitir que otros lo cuiden son parte del proceso de sanación.

El duelo es natural, personal y no tiene un calendario. Puede durar un tiempo más corto o más largo del que espera, y puede combinarse con sentimientos de enojo, culpa, vacío o desesperanza. Cualquiera que sea su experiencia, sepa que hay familiares y amigos a su alrededor que están dispuestos a apoyarlo en este momento.

Es difícil saber cómo manejar una muerte, especialmente cuando esa persona es un amigo cercano o un miembro de la familia. Hay cosas que se deben hacer, y es muy probable que no las tenga que hacer solo. Consiga un sistema de apoyo en el cual apoyarse. Es muy útil tener a alguien que ayude a planear un funeral y a poner en orden las cosas de alguien. También se siente bien tener un oído atento y un hombro para llorar.