OBITUARY

Maria Guadalupe Hernandez

December 14, 1956November 24, 2018

Maria Guadalupe Hernandez falleció a la edad de 61 años en Monterrey, Nuevo León, Mexico. Nació el día 14 de Diciembre de 1956 en Torreón, Coahuila, Mexico. Sus papás fueron los señores Andres Vacío y Faustina Saucedo.

Lupe Vacio estuvo casada con el señor Jesús Nazario Hernandez en Dallas, Texas y tuvieron 4 hijos.

Le preceden en su muerte sus papás y le sobreviven su devoto esposo; sus 4 hijos, Adriana, Gabriela, Oscar y Graciela; así como sus 7 adorados nietos. Fue una gran Señora de buen corazon

En un momento tan inesperado, Dios me llamo a su luz y presencia, Sin poder despedirme de ustedes Que tanto quiero. Porfavor no se entristezcan con mi partida Ni derramen muchas lagrimas, Ni abracen sus penas tanto Tiempo por mi. Al contrario vivan con valentía y con Una sonrisa y en mi memoria.

Den sus manos para proteger, Consolar y dar ánimos a las personas Que más me duele dejar, que yo les Ayudaré desde donde estoy. Ahora vivo en un lugar sin límites En donde Dios me colma de amor y paz. SOY FELIZ! Respiro y Vivo de DIOS. Con sus ojos los miro a ustedes, Los acaricio y los abrazo con sus manos Y los amo con su corazón. Aunque no me vean físicamente, Estoy ahí en cada uno de ustedes. Mantengan abierta la Fe en DIOS Y yo estaré siempre con ustedes.

En memoria por tu ausencia....

14 de Diciembre de 1956

24 de Noviembre de 2018

Services

No services are scheduled at this time. Receive a notification when services are updated.
REMEMBERING

Maria Guadalupe Hernandez

have a memory or condolence to add?

ADD A MEMORY
Victoria Santoyo

November 29, 2018

Although I hadn’t seen this beautiful lady in a few years, the warmth she showed me has stayed with me. She opened her home to me and was always incredibly kind. I think the best testament to her character is the fact that my friend and her daughter Gracey was always telling me how much she loves her. In times when most girls would fight and disagree with their moms, she remained Gracey’s best support and mentor. I was always so amazed by their strong bond. I’m glad to have met her and I know all the love she dispersed during her time here will stay with all the lives she touched. May she rest in love, power, and peace.

FROM THE FAMILY