Qué Decir Cuando Alguien Fallece

Saber qué decir cuando alguien muere puede ser difícil e incómodo.

Queremos expresar nuestra afinidad y nuestras condolencias, pero tenemos miedo de decir algo incorrecto. Cuando alguien experimenta la pérdida de un ser querido, la persona puede sentir un dolor abrumador, desorientación y desesperación. A menudo, el mejor apoyo que podemos proveer no son palabras sino de la generosidad de nuestra presencia.

Hágale saber a esa persona que a usted le importa al asistir al funeral, visitar, llamar y ofrecer un abrazo; esto puede demostrarle que no está sola en su dolor. A veces, un toque con la mano y una mirada o un abrazo considerado pueden comunicar muy poderosamente en un servicio funeral o velorio, a la vez que ofrece consuelo. Cuando usted hable, asegúrese de usar palabras que sean genuinas, sabiendo que es mejor evitar ciertos comentarios bien intencionados.

 

Lo que usted puede decir

Dos personas se confortan entre sí sentados y tomándose de las manos.

Ofrecer apoyo y compañía genuina

En lugar de tratar de que se le ocurra algo correcto para decir en un funeral, muchas veces un simple "lo siento", "te quiero, o "estoy aquí para ti" es el mejor pésame que podemos ofrecer.

Pareja de ancianos señalando una foto de boda en un álbum de fotos.

Comparta recuerdos y diga el nombre de la persona que ha fallecido

Para una persona en duelo, escuchar historias y compartir recuerdos de su ser querido puede ayudar a obtener consuelo y ayudar en el proceso de sanación. Escuchar específicamente el nombre de la persona que ha perdido puede ser reconfortante, y puede fomentar la sanación al traer de vuelta por un momento a la persona perdida al mundo real.

Persona que escribe el elogio o el obituario.

Recuerde que su apoyo importa

Puede ser muy útil para una persona afligida saber que no está sola, tanto en los días inmediatamente posteriores a una muerte, como en los meses y años futuros. Ofrezca su solidaridad con su presencia, firmando el libro de visitas, enviando una tarjeta, haciendo una llamada y dejando condolencias en un obituario online.

Usted también puede mostrar su consideración a través de acciones. Recoger víveres, hacer las tareas domésticas o ayudando a organizar las facturas.

Qué no decir en un funeral

Primer plano de un lirio blanco de Pascua.

No diga "entiendo" ni compare las pérdidas

Incluso si usted ha pasado por una pérdida similar, es mejor no mencionarlo. El proceso de duelo es extremadamente personal, y cada individuo lo experimenta de manera diferente. Lo mejor que puede hacer es centrarse en el dolor de los afligidos, y prestar su sentida simpatía y pésame sin traer sus propias experiencias a la conversación.

Una madre y su hija se confortan durante una ceremonia para un veterano.

No comience una frase con "Bueno, al menos..."

Aunque podríamos estar tentados a decir algo como "Bueno, al menos todavía tienes a tus otros dos hijos", o "Al menos la muerte no fue repentina", recuerde que es probable que esta pérdida sea intensamente dolorosa sin importar las circunstancias. Tratar de restarle intensidad es menospreciar el significado de la pérdida, y eso puede ser hiriente y mal recibido.

Un rosario turquesa sobre una Biblia de cuero.

Evite ofrecer clichés simples y ciertas condolencias religiosas

Aunque usted puede compartir creencias similares, es mejor evitar ofrecer condolencias como "Todo sucede por una razón" o "Está en un mejor lugar". Estas soluciones sencillas a veces pueden parecer triviales cuando la persona se enfrenta a un dolor de tal magnitud y podría estar lidiando con la ira generada por la pérdida.

 

 

Hay algunas palabras que es mejor no decir. Para algunas personas puede ser incómodo asistir a un funeral, y a veces es fácil sentirse nervioso y dar la impresión de frialdad cuando nuestras palabras tienen la intención de ser compasivas y comprensivas. Es difícil saber qué decir en un funeral o los días y meses futuros. En última instancia, ofrecer su solidaridad y apoyo genuino durante un momento tan difícil es lo que más importa. 

Hágales saber que no los ha olvidado, y sea una presencia en la que puedan apoyarse en momentos de dolor, dificultad y confusión. Considere los momentos en los que usted ha sufrido una pérdida o dolor, y piense en lo que otros dijeron y que usted realmente agradeció. Esta reflexión puede ayudarle a consolar a aquellos que ahora pasan por una pérdida.

Si desea expresar sus condolencias a través de un libro de visitas o un obituario en línea, puede encontrarlos aquí.

 

Encontrar un obituario